Artículo 55 Caducidad

Artículo 55 Caducidad

 

1. Se declarará la caducidad de la marca y se procederá a cancelar el registro:

  •  
  • a) Cuando no hubiere sido renovada conforme a lo previsto en el artículo 32 de la presente Ley.
  •  
  • b) Cuando hubiera sido objeto de renuncia por su titular.
  •  
  • c) Cuando no hubiera sido usada conforme al artículo 39 de esta Ley.
  •  
  • d) Cuando en el comercio se hubiera convertido, por la actividad o inactividad de su titular, en la designación usual de un producto o de un servicio para el que esté registrada.
  •  
  • e) Cuando a consecuencia del uso que de ella hubiera hecho el titular de la marca, o que se hubiera hecho con su consentimiento, para los productos o servicios para los que esté registrada, la marca pueda inducir al público a error, especialmente acerca de la naturaleza, calidad o la procedencia geográfica de estos productos o servicios.
  •  
  • f) Cuando, a consecuencia de una transferencia de derechos o por otros motivos, el titular de la marca no cumpliera ya las condiciones fijadas en el artículo 3 de la Ley. Sólo se declarará la caducidad y se cancelará el registro mientras persista este incumplimiento.

En los dos primeros casos la caducidad será declarada por la Oficina Española de Patentes y Marcas y en los cuatro siguientes por los Tribunales.

2. Las marcas caducadas dejarán de surtir efectos jurídicos desde el momento en que se produjeron los hechos u omisiones que dieron lugar a la caducidad, con independencia de la fecha en que se hubiera realizado su publicación en el «Boletín Oficial de la Propiedad Industrial». Serán de aplicación al efecto retroactivo de la caducidad las previsiones establecidas en el apartado 2 del artículo 54 de esta Ley.

Ver artículos relacionados:

Ley de marcas españolas:

Artículo 39 Uso de la marca

Artículo 59 Legitimación

Artículo 61 Anotaciones registrales y ejecutividad y comunicación de sentencias

 

¿Tienes alguna duda?
Escribe tu consulta y te responderemos rápida y gratuitamente.

Facts