09 - Derecho a la patente y designación del inventor

09 - Derecho a la patente y designación del inventor

 

Una patente es, como tal, un título de propiedad exclusiva, un bien mueble, como se conoce en derecho, y por tanto, es un activo que como tal se puede comerciar, hipotecar, heredar o licenciar a otras personas. Es evidente que no es un bien perpetuo ya que viene delimitado por el tiempo de validez de la misma.

Es evidente también que el derecho a la patente pertenece al inventor o a sus causahabientes y es transmisible por todos los métodos que establece el Derecho. Cabe la invención realizada por varias personas a la vez y entonces el derecho a la patente pertenece a todos ellos de manera conjunta.

En el caso que diferentes inventores independientes deseen obtener el registro el derecho a la patente pertenecerá, claro está, al primero que la presente ante la Oficina española de Patentes y Marcas, la cual presume, sin más, que el que la solicita está legitimado para iniciar la tramitación. De ahí que al depositar la patente se le otorgue un número a la par que se le señale la hora y minutos del día de la presentación.

La designación del inventor y la declaración específica del mismo, en el supuesto de que el solicitante no fuera el inventor o el único inventor (esto ocurre siempre cuando se solicita la patente a nombre de una sociedad), es tan sumamente importante que si no se cumplimenta la propia Oficina considerará retirada la solicitud de registro, previa notificación al interesado.

Ello nos lleva al tema de quién puede solicitar una patente que, como hemos señalado, no necesariamente tiene que ser el propio inventor. 

¿Tienes alguna duda?
Escribe tu consulta y te responderemos rápida y gratuitamente.

Facts