21.1 - ¿Cómo funciona la patente europea?

21.1 - ¿Cómo funciona la patente europea?

 

Así, el más importante para España es el que se refiere a la Convención sobre Patentes Europea de 5/10/1973, también conocido como "Convenio de Munich" o "Convenio de la Patente Europea". España se adhirió al mismo el 1º de octubre de 1986, pero los restantes países ya lo habían ratificado desde el 7 de octubre de 1977. 

Actualmente el Convenio ha sido ratificado por los Estados siguientes: Bélgica Bulgaria Suiza Chipre República Checa Alemania Dinamarca Estonia España Finlandia Francia Reino Unido Grecia Hungría Irlanda Islandia Italia Letonia Liechtenstein Lituania Luxemburgo Mónaco Países Bajos Polonia Portugal Rumania Suecia Eslovenia Eslovaquia Turquía Austria.

La denominada Patente Europea, como se ve, acoge a muchos países de la Comunidad europea, pero no todos, aun cuando es de esperar vaya siendo ratificada por otros Estados.

Su sede se divide entre Munich, la Haya y Berlín, esta última como subsede, en cuyas ciudades existen los departamentos convenientemente entrelazados y que llevan a cabo esta tramitación. Sólo como curiosidad podemos indicar que están afectos a este servicio europeo más de 2000 funcionarios.

Muchos inventores españoles y empresas están acogiéndose a los beneficios que comporta esta reciente patente europea, para lo cual se precisa también de los conocimientos y el cuidado pertinente que sólo un profesional acreditado y adscrito al Instituto de Agentes de Patentes Europeas puede proporcionar.

El Convenio que nos ocupa exige la novedad absoluta de las invenciones que se pretenden patentar y que no resulten evidentes según el estado de la técnica. 

La Patente Europea se concede después de la búsqueda previa y de un examen sustantivo, lo cual constituye un refuerzo de la seguridad jurídica para el inventor en todos los Estados designados. Incluso finaliza la tramitación con una llamada a oposiciones por parte de terceros para así conseguir una garantía total de novedad y protección.

Una vez concedida la patente procede la designación de los países que interese y como consecuencia debe validarse en estos países convirtiéndose desde aquel momento en tantas patentes nacionales como se desee.

Las demandas pueden ser presentadas tanto en la Oficina Europea de Patentes de Munich como en su Departamento de La Haya. También en la Oficina española de Patentes y Marcas o en las respectivas Comunidades Autónomas que tengan competencia para ello.

Cuando un español, no reivindique la prioridad de una patente anterior a la solicitud de patente europea deberá presentarla necesariamente en la Oficina de Patentes y Marcas o en las Comunidades Autónomas autorizadas. Las solicitudes de patente europea podrán ser redactadas en español y después en cualquiera de los tres idiomas oficiales: francés, inglés o alemán. Si la demanda se presenta en alguno de estos tres idiomas deberá acompañarse de la traducción española.

Al igual que en las patentes españolas, la designación expresa del inventor es obligatoria y en su defecto, la misma se considerará retirada.

La duración de la patente europea es de 20 años para todos los Estados contratantes y se mantiene en vigor mientras se paguen las anualidades correspondientes de mantenimiento en todos y cada uno de los Estados designados.  

¿Tienes alguna duda?
Escribe tu consulta y te responderemos rápida y gratuitamente.

Facts