Ventajas de las patentes

2019-05-22 16:06:07
Archivado como: Sin categoría

Los inventores se preguntan si deben patentar sus invenciones. Hay quien dice que las patentes ofrecen muchas ventajas a sus propietarios pero también hay quien dice que las patentes no sirven para nada. En este artículo explicaremos de manera objetiva qué ventajas ofrece la patente. Concretamente explicaremos los siguientes temas:

Ventajas de las patentes

¿Por qué un inventor debe patentar su idea?

Sin un inventor decide no patentar y lanza su producto al mercado o simplemente lo muestra a posibles interesados, sin querer ha regalado su invención. Parece una afirmación demasiado taxativa pero es la pura realidad. La ley establece que sólo mediante el registro de una invención como patente o modelo de utilidad, su inventor obtiene un derecho exclusivo sobre su invención. Dicho de otra manera, sin patente su inventor no tiene un derecho exclusivo sobre la invención y cualquiera le puede copiar. Esta circunstancia combinada con los requisitos que establece la ley para que una invención se pueda patentar provoca que cuando el inventor divulga su idea o invento ya no pueda proteger la invención cómo patente.

5 motivos para patentar un invento

Otra ventaja de la patente es la generación de ingresos gracias a la misma. La patente como hemos dicho es un derecho exclusivo sobre la invención patentada. En otras palabras, la patente es un monopolio legal que ofrece el gobierno al inventor por el simple hecho de haber inventado algo novedoso a nivel mundial. Este monopolio sin duda atrae a inversores, socios y clientes que a su vez provocan que se generen ingresos en base a la invención. Si por el contrario, el inventor no tiene el monopolio de su invento, cualquiera (por ejemplo un inversor) podría copiar legalmente el invento sin tener que pagar nada al inventor. No hay que olvidar que las patentes son propiedades y por lo tanto se pueden vender y alquilar. Quien no ha leído en las noticias que se han vendido patentes por millones de euros?

Como decíamos, las patentes atraen a inversores que ven en el monopolio que ofrece la patente para crear una empresa exitosa en base a la invención. La patente o el modelo de utilidad es una herramienta muy útil para atraer inversores interesados en la tecnología y en la innovación. Vamos a ver, los inversores buscan negocios exclusivos mediante los cuales puedan obtener beneficios rápidamente. Una medida de seguridad para su inversión son las patentes y otros derechos intangibles como las marcas o los diseños industriales.

Otra ventaja de la patente es su capacidad de ser una moneda de cambio. Os explico. Cada vez es más habitual patentar las innovaciones que realizan las empresas por lo que cada vez es más habitual que las otras empresas infrinjan los derechos de patente. Cuando esto ocurre, la primera medida que recomiendan los abogados especialistas en la propiedad industrial es el envío de un burofax o carta requerimiento donde se informa al infractor de la infracción de los derechos de la patente y de las consecuencias jurídicas que dicha infracción de patente comporta. Llegado este punto, y teniendo en cuenta que los sectores tecnológicos nicho hay pocos operadores, es habitual que el demandante este a su vez infringiendo una patente del demandado. Esta situación permite intercambiar licencias con el fin de evitar un juicio por infracción de derechos de propiedad industrial. Os suena el caso de patentes entre Apple y Samsung? Pues este caso tan mediático que incluso fue publicado por La Vanguardia fue resuelto mediante un intercambio de licencias entre ambas empresas.

Por último, la patente genera una buena reputación para su propietario. Cada vez más las patentes son utilizadas como un elemento de marqueting para atraer clientes. PYME y las grandes empresas anuncian a bombo y platillo que sus productos están protegidos mediante una patente o un modelo de utilidad. Esta circunstancia indica al cliente, que la empresa propietaria de la patente ofrece un producto exclusivo que el cliente no podrá comprar a ninguna empresa más que a la propietaria de la patente. Los departamentos de investigación y desarrollo de las empresas se esfuerzan cada vez más en obtener patentes para así poder lucir de ellas en las acciones de márqueting. Sin duda la investigación es recompensada con un incremento de ventas del producto patentado.

Por qué es importante patentar

El sistema de patentes es la única herramienta que ofrecen los gobiernos para proteger la innovación de los inventores. La investigación cuesta dinero que puede perderse rápidamente y la invención es copiada por la competencia. Sólo mediante el registro de la invención como patente se pueden impedir las copias.

Las patentes son derechos territoriales por lo que es necesario registrar la patente en los territorios donde se desee tener protección. Por suerte existen tratados internacionales que facilitan dicha protección internacional. Destacan la patente europea y la patente internacional que son dos herramientas para proteger la invención en un gran número de países por un precio reducido.

La tecnología mueve el mundo pero no hay tecnología sin patentes que incentiven la innovación y la inversión en investigación y desarrollo de dicha tecnología.

Pros y contras de patentar

Las patentes cuestan dinero especialmente durante los primeros años de su tramitación. Además no todas las patentes se conceden al tener que superar un examen de patentabilidad muy exigente.

No obstante sin una patente que proteja la innovación, la competencia podrá copiar la idea rápidamente y la inversión en investigación y desarrollo habrá sido en vano.

El éxito de una empresa (PYME o multinacional) reside en parte en la innovación que solo se ve fomentada si el gobierno la protege mediante el sistema de patentes. Sin duda no todas las innovaciones patentadas provocan un éxito empresarial, pero lo que es seguro que una innovación o idea no patentada no será un éxito empresarial a poder ser copiada libremente por los demás.

No hay que olvidar de mencionar que la clave de una buena patente está en la redacción de la misma. Si la redacción de la patente no está bien redactada es posible que un tercero la pueda copiar modificando algún detalle. No obstante si la patente está bien redactada podrá ejercerse ante cualquier intento de copia. Hay que confiar la redacción de una patente a un experto en patentes y marcas como puede ser el despacho Volartpons.

Comentarios:
José Antonio García2019-06-16 17:40:59

¿Qué sucede si la OEPM considera la patente como innovación pero no invención?

Deja un comentario: