¿Puede llegar a ser rentable la lucha anti-piratería?

2015-06-14 09:27:04
Archivado como: Infracción de Marca Marcas España

La piratería supone una grave problemática para las empresas titulares de derechos de propiedad intelectual e industrial por la pérdida económica que padecen directamente con una disminunución de ventas o con el descenso de contratos de licencia o bien indirectamente por el descrédito o vulgarización en el mercado que puede sufrir una marca reiteradamente copiada.

La Organización Mundial de Aduanas, por ejemplo, en uno de sus últimos análisis en 2011 concluía que en torno al 5% del comercio mundial tiene por objeto bienes pirateados. La Comisión Europea calculó que entre un 5% y un 7% del comercio mundial depende de la piratería, lo que supone para el comercio entre 200.000 y 300.000 millones de euros de pérdidas. La OCDE cifró en algo más de un 5% las pérdidas sufridas por el comercio mundial.

Así, el perjuicio económico global llega hasta los 650.000 millones de dólares, según el último informe elaborado por Acción Comercial para detener el Fraude Marcario y la Piratería (Bascap, en inglés), una división de la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

Concluye dicho informe que las economías del G-20 dejan de recaudar unos 77.500 millones de dólares y gastan hasta 25.000 millones de dólares adicionales para combatir la piratería y el fraude marcario.

Otro indicador de la gravedad del problema es el número de empleos perdidos cuya desaparición cabe achacar directamente a la piratería. Se ha estimado que ascienden a 120.000 al año en los Estados Unidos de América y a más de 100.000 en la Unión Europea.

La inversión en la lucha anti-piratería supone por tanto una necesidad imperiosa para aquellas empresas que quieran defender sus derechos o productos en el mercado. Por lo tanto la inversión es rentable en el sentido que al minimizar al máximo la aparición de productos falsificados de nuestras marcas vamos a tener un mercado más saneado permitiendo un mayor número de ventas.

Aunque esta inversión en la lucha anti-piratería acostumbra a ser deficitaria, mi experiencia en España con algunas grandes empresas del entertainment me hacen incluso desmentir esta afirmación. Así se ha conseguido a través de las indemnizaciones judiciales y extrajudiciales obtenidas y las costas judiciales que la lucha anti-piratería llegue a financiarse sola, todo ello a través de unos precios muy ajustados y un buen programa anti-piratería.

Lo importante es  tener las ideas claras y paciencia, pues es un proceso a varios años vista debido en gran parte a la lentitud judicial, pues la mayor parte de acuerdos indemnizatorios tienen lugar con conformidades en el acto del juicio oral y la media en los procedimientos penales por delitos contra la propiedad intelectual e industrial para llegar a juicio está entre tres/cuatro años.

 

Joan Comorera

Abogado

comorera@icab.es

 

 

Comentarios:
Deja un comentario:

Busca los mejores profesionales

Pregunta y recibe
tu respuesta
Profesionales
Recomendados