¿Para qué sirve registrar una marca comunitaria (europea)?

2015-09-15 10:00:07
Archivado como: Marcas Marca Comunitaria

El registro de una marca comunitaria ofrece a su titular un derecho de uso exclusivo de la misma en toda la Comunidad Europea. En este sentido el titular puede prohibir a cualquier  tercero, sin su consentimiento, el uso en el tráfico económico

  • de cualquier signo idéntico a la marca comunitaria, para productos o servicios idénticos a aquellos para los que la marca esté registrada;
  • de cualquier signo que, por ser idéntico o similar a la marca comunitaria y por ser los productos o servicios protegidos por la marca comunitaria y por el signo idénticos o similares, implique un riesgo de confusión por parte del público; el riesgo de confusión incluye el riesgo de asociación entre el signo y la marca;
  • de cualquier signo idéntico o similar a la marca comunitaria, para productos o servicios que no sean similares a aquellos para los cuales esté registrada la marca comunitaria, si esta fuera notoriamente conocida en la Comunidad y si el uso sin justa causa del signo se aprovechara indebidamente del carácter distintivo o de la notoriedad de la marca comunitaria o fuera perjudicial para los mismos. 

En particular, el titular podrá prohibir el hecho de

  • poner el signo en los productos o en su presentación;
  • ofrecer los productos, comercializarlos o almacenarlos con dichos fines u ofrecer o prestar servicio con el signo;
  • importar o exportar los productos con el signo;
  • utilizar el signo en los documentos mercantiles y la publicidad

Recuerda que el derecho sobre tu marca nace con el registro. Consecuentemente si un tercero registra antes que tu la marca con la que identificas tus productos o servicios puede llegar a prohibirte utilizar la marca que has estado utilizando hasta el momento con todos los gastos que esta circunstancia genera.

El derecho exclusivo ofrecido por el registro de una marca comunitaria podrá ejercerse a partir de la fecha fecha de publicación del registro (concesión) de la marca. Sin embargo, podrá exigirse una indemnización razonable por hechos posteriores a la publicación de la solicitud de marca comunitaria que, tras la publicación del registro de la marca, quedarían prohibidos en virtud de esta publicación. El tribunal al que se acuda no podrá pronunciarse sobre el fondo hasta la publicación del registro.

En otras palabras, se podrá perseguir al tercero que infringe a partir de la concesión de la marca comunitaria pero se le podrá reclamar daños y perjuicios desde la fecha de publicación de la marca comunitaria.

Recordad que el registro de una marca comunitaria es muy recomendable realizarlo a través de un agente de la propiedad industrial, como Volartpons, que os asesorará con el fin de conseguir el registro de vuestra marca a la vez que os evitará gastos innecesarios

 

Comentarios:
Deja un comentario:

Busca los mejores profesionales

Pregunta y recibe
tu respuesta
Profesionales
Recomendados