La marca posterior pierde sus privilegios

2015-04-22 10:18:53
Archivado como: España Marca Española

 

1.- Situación anterior

Aunque parezca extraño, y contrariamente a lo que sucedía en el resto de Europa, en España, hasta hace muy poco tiempo, aquél que registrara una marca podía utilizarla, incluso a pesar de la existencia de una marca anterior que se pudiera ver afectada por el registro de la marca posterior.

Se entendía, como se ha venido haciendo en la Doctrina española hasta el momento, que el registro de la marca confería un derecho de uso a su titular, que se podía utilizar frente a terceros, incluso si esos terceros tenían una marca anterior que era infringida. Es decir, el titular de esa marca posterior, no podía considerarse como infractor, pues tenía un título válido que le permitía usar dicha marca.

Para poder declarar que dicha marca posterior infringía la marca anterior, de forma previa o simultánea, el titular de la marca anterior debía obtener una declaración judicial de nulidad del registro de dicha marca posterior.

Por tanto, se primaba el derecho de uso de la marca, por encima del derecho de exclusión de la marca (que permite que se impida el uso por terceros que infrinjan la marca), si no se acompañaba de su declaración de nulidad. En resumen, si no se obtenía la nulidad de la marca infractora, se entendía que no infringía, y que estaba amparada por un derecho de exclusiva (la marca), que había sido concedido correctamente, siguiendo los cauces legales establecidos.

2.- El cambio

A raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo de 14.Oct.14, la Doctrina ha dado un giro en España, siguiendo la tendencia que se venía imponiendo en el resto de Europa desde hacía tiempo.

El cambio consiste en basar la protección de las marcas en el derecho de exclusión de los titulares de las marcas, sin dar ninguna relevancia a un derecho de uso de una marca posterior.

La justificación, es que el derecho a utilizar una marca ha de vincularse con el principio de libertad de empresa, pero siempre dentro de los límites legales.

En resumen, actualmente en España, la acción por violación de marca contra una marca registrada posterior, ya no requiere una previa o simultanea declaración de nulidad de la marca posterior. Puede ser estimada sin dicha declaración de nulidad.

 

Jordi Farré

Abogado en SNAbogados

www.snabogados.com

Comentarios:
Deja un comentario:

Busca los mejores profesionales

Pregunta y recibe
tu respuesta
Profesionales
Recomendados

Busca los mejores profesionales

Pregunta y recibe
tu respuesta

Busca los mejores profesionales

Busca los mejores profesionales

Mercado de patentes, marcas y diseños industriales